Comportamiento, Consejos para perros, Cuidado general

Perros con baja energía. Todo lo que debes saber

Perros con baja energía

Estamos acostumbrados a que nuestros perros sean incansables en sus juegos y en sus ganas de seguirnos allá donde vayamos, pero hay algunos con menor energía o, en otros casos, podemos ver que nuestro perro, que acostumbraba a no cansarse nunca, ahora no sigue el mismo ritmo y pasa más tiempo descansando.

¿Cuáles pueden ser las causas de que un perro tenga menos energía?

Condiciones climáticas

Según la temperatura ambiente los perros encontrarán más o menos bienestar y ganas de tener actividad física. Así, las razas pequeñas (como por ejemplo los chihuahuas), que son más sensibles al frío, estarán más inactivas en estos casos prefiriendo estar acurrucados en su cama, mientras que otros, como las razas grandes, se encuentran más cómodos a temperaturas frescas, por ello reducirán mucho su actividad física por el calor.

Edad

Como los humanos, otros animales disminuyen mucho su actividad cuando llegan a la madurez. A partir de los 7 años se considera que un perro es senior y su energía puede ir reduciéndose y no llegar a donde llegaban a edades más jóvenes.

Enfermedad

Enfermedad como causa de baja energía

Los perros con problemas cardiacos, respiratorios y renales van a ver afectada de forma importante su energía ya que se tratan de enfermedades muy debilitantes.

Además, aquellos con problemas articulares, debido al dolor que éstas les producen pueden ver afectada su actividad. Esto suele ir ligado a problemas de obesidad en un círculo vicioso: cuanto más sobrepeso tiene un perro más se afectan sus articulaciones, menos se mueve por el dolor y más va a aumentar su peso.

Por otro lado hay también enfermedades que producen o transmiten ciertos parásitos, como por ejemplo  la Leishmaniosis, transmitida por un mosquito, o la Ehrlichia, que pueden inocular las garrapatas, van a debilitar mucho a los perros y producir problemas asociados que también repercutirán en su energía.

Pero también puede ser debido a una molestia leve y temporal o transitoria como un trastorno digestivo.

Mala alimentación

Una correcta alimentación es básica para una buena salud, por lo que, si nuestro perro no está ingiriendo sus calorías u oligoelementos necesarios es lógico pensar que no pueda tener la energía necesaria. No es recomendable escatimar en el gasto en su alimento, la salud comienza por la alimentación.

Cambios y pérdidas en su entorno

Como nosotros, los perros tienen sentimientos y pueden notar la ausencia de su compañero humano o animal. En ocasiones estos cambios son difíciles de llevar por ellos y su estado de ánimo baja, así como su actividad, tal y como ocurre con nosotros cuando estamos tristes.

¿Qué debemos hacer ante estos casos?

  • Como decíamos en nuestro anterior post debemos cuidar de nuestros perros en casos de calor extremo, aportándole siempre sombra, hidratación y no exponiéndole a las horas centrales del día en su ejercicio. Si quieres ver más consejos e Información puedes verlo en este artículo.
  • Cuidar de su alimentación, que ésta sea siempre de calidad, equilibrada y adaptada a las necesidades según su peso y edad, así como evitar la obesidad.
  • Ayudarle en los cambios y pérdidas que pueda sufrir a sobrellevarlos lo mejor posible,  por ejemplo manteniendo sus rutinas o reduciendo su estrés o ansiedad con suplementos naturales. En caso necesario te recomendamos consultar con un etólogo o educador canino que trabaje en positivo y de forma respetuosa con el animal.
  • Relacionado con el punto anterior, proporcionarle una estimulación y socialización correctas. Ofrecerle actividad suficiente, por ejemplo olfativa. El olfato es el sentido más desarrollado en los perros y les permite entrar en contacto con su entorno y poner en práctica sus conductas típicas de especie, por ello es muy necesario que lo utilicen adecuadamente.

Estimulación como ayuda a perros con baja energía

También podemos ofrecerle paseos suficientes, estimulantes para ellos y que pueda disfrutar.

Incluso hoy en día existen muchos juguetes interactivos para perros que aumentarán su estimulación mental con distintos niveles de dificultad. Recomendamos comenzar por los más fáciles para evitar que se desmotiven.

  • Consultar con tu veterinario para que descarte una enfermedad mediante una revisión. Esto permitirá poner un tratamiento en caso necesario  lo antes posible y así evitar complicaciones mayores.
  • Por último, una vez descartada una patología podemos apoyar su energía con un aporte multivitamínico natural en caso necesario.

Si te ha resultado útil este artículo te invitamos a que nos cuentes en los comentarios. Y si tu perro necesita un aporte extra de nutrientes puedes ayudarle con VitalGreen, un complemento con ingredientes de origen natural para mejorar su energía.

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.