Comportamiento, Consejos para perros

Mi perro sufre estrés, ¿Cómo puedo ayudarlo?

Mi perro sufre estrés, ¿Cómo puedo ayudarlo?
En nuestro anterior artículo te contamos las causas que pueden hacer que nuestros perros sufran de estrés y las señales que muestran en estos casos. Esta vez queremos contarte qué puedes hacer para ayudar a tu perro si has identificado que está teniendo estrés. Las soluciones posibles dependerán de si nuestro perro sufre estrés puntual, debido a un estímulo concreto y esporádico, como puede ser la visita al veterinario o un viaje, o de si es un estrés crónico y prácticamente diario, como un problema en los paseos o al quedarse solo en casa.

Pautas que debemos tener en cuenta para disminuir o eliminar el estrés en nuestro perro

Rutinas

Los perros agradecen que sus horarios de comida y paseos diarios sean más o menos similares. Esto les ayuda a tener una previsibilidad y les da mayor seguridad, lo que reduce su estrés.

Ejercicio físico

Al igual que ocurre en las personas, en los perros el ejercicio hace que se segreguen endorfinas, que son hormonas del bienestar, y van a hacer que disminuya el estrés y que se relajen. Eso sí, este ejercicio físico debe ser adecuado a nuestro perro y su estado físico y debe ir acompañado de una correcta estimulación mental.

Estimulación mental

Perro jugando La atención y resolución de problemas puede cansar más que el ejercicio más intenso. En este caso, como en el ejercicio físico, existen diferencias individuales en cuanto a las necesidades de cada perro, ya que los hay con mayores necesidades de estimulación en este sentido, como pueden ser las razas de trabajo. No obstante y para cualquier perro lo que nos va a resultar muy útil para su estimulación mental son los ejercicios de olfato, ya que es algo que despierta la atención de los perros, aumenta su concentración y, en definitiva, les ayuda a ser lo que son, perros. Para comprenderlo mejor, sería como los efectos que tiene la meditación en nosotros.

Complementos nutricionales

Al igual que conocemos plantas que nos ayudan a nosotros en momentos en los que necesitamos relajar nuestros nervios, como la Pasiflora, Melisa, Valeriana etc. estos mismos componentes, además de otros, pueden ayudar a nuestros perros. Se incluyen en los complementos nutricionales para animales que son naturales y sirven de apoyo para reducir el estrés, actuando internamente en el organismo, sobre las hormonas y neurotransmisores relacionados con el sistema nervioso. Se encuentran en el mercado en diferentes presentaciones, líquidas y sólidas. Por otro lado hay otras opciones a utilizar como los aceites esenciales (empleados en zoofarmacognosia animal) o el tapping, pero para su empleo es necesario cierto conocimiento e información más amplia.

Reforzar el vínculo

nosotros somos la figura de referencia más importante para nuestro perro, somos su seguridad, bienestar y fuente de recursos. Por ello es tan importante la relación que tenga con nosotros y que el vínculo creado sea fiable y seguro. Esto significa que debe poder confiar en nosotros y que haya una contingencia entre lo que pedimos de él y lo que premiamos o no premiamos (sin castigo obviamente, para que ese vínculo sea sano). De lo contrario, si el perro no tiene claro qué puede o no puede hacer se crea en él una inseguridad y estado de incertidumbre que inevitablemente le causará estrés. Además, es sabido que si nosotros estamos nerviosos, muy probablemente nuestro perro lo percibirá y también se pondrá alerta y sentirá lo mismo. Por ello, si nuestro perro sufre estrés, es importante que nosotros le aportemos calma y seguridad. E igual de importante es que pasemos tiempo de calidad con él.

Entrenamiento / modificación de conducta

Perro prestando atención la diferencia entre el entrenamiento o educación y la modificación de conducta es que el primero puede hacerlo cualquier perro, mientras que el segundo se realiza en el caso de que el animal tenga un problema comportamental. Ambos siempre deben de ser en positivo, para no crear problemas mayores derivados de un mal manejo, es decir no se deben emplear métodos aversivos ni dolorosos, ya que lo único que lograrán es añadir más estrés a nuestro perro y dañar la confianza que tiene en nosotros. Por ello recomendamos siempre consultar con profesionales del comportamiento animal que trabajen en positivo. Esperamos haberte orientado a la hora de ayudar a tu perro a reducir su estrés. Si quieres apoyarle con un complemento nutricional, te invitamos a que conozcas RelaxGreen, a base de ingredientes naturales de calidad y muy seguro con tu perro.

RelaxGreen

22,00 

Alimento complementario a base de plantas para favorecer la relajación en perros y gatos y controlar la ansiedad y el estrés.

48 comprimidos

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.