Consejos para perros y gatos, Cuidado general

La importancia de la salud oral en perros y gatos

La importancia de la salud oral en perros y gatos

Al igual que cuidamos diariamente de nuestra higiene oral y conocemos las consecuencias de no hacerlo, en el caso de nuestros animales ocurre de igual manera y debemos prestar atención en este aspecto. Por eso, en este artículo queremos darte unos consejos para que puedas ocuparte de la salud de los dientes de tu perro o gato y conozcas los problemas que pueden ocurrir si la descuidamos.

¿Por qué es importante el cuidado oral de nuestros animales?

Las consecuencias de no prestar atención al mantenimiento de la higiene oral de tu perro o gato son variadas y pueden llegar a ser graves en ocasiones. Lo que podemos esperar si no cuidamos sus dientes:

  • Presencia de infecciones: es obvio que la presencia de bacterias patógenas en su boca puede acarrear infecciones in situ, pero también por contaminación a otras zonas, como por ejemplo heridas en la piel que puedan sufrir, si son lamidas por ellos.
  • Enfermedad periodontal: cuando dejamos progresar el depósito de la placa dental en la dentición las encías comienzan a afectarse. Primero sufren un enrojecimiento, seguido de inflamación, sangrado y por último se retraen en mayor o menor grado, dejando a la vista la raíz del diente y con posibilidad de pérdida del mismo cuando se afecta el hueso.
  • Mal aliento: a consecuencia de la enfermedad periodontal y de la presencia de infecciones.
  • Problemas cardiacos/ renales: las bacterias presentes en la placa bacteriana pueden viajar desde la boca y a través del torrente sanguíneo hasta el corazón, formando depósitos en sus válvulas y produciendo enfermedades cardíacas, que afecten la calidad y esperanza de vida de nuestro animal. Del mismo modo pueden alcanzar el riñón y producir alteraciones en él.
  • Dolor y problemas en la alimentación: a consecuencia de la inflamación de las encías y posible pérdida dental nuestro animal puede sufrir dolor y verse afectada su alimentación, por pérdida de apetito o por no poder masticar correctamente los alimentos.

¿Qué es la placa dental y cómo se forma?

Placa dental en perros

La placa dental está constituida por depósitos de los minerales que forman parte de la saliva (sales de Calcio y de Magnesio), junto con restos de alimento, células y bacterias.

La presencia de esta placa dental es mayor en perros que en gatos y, dentro de los perros, es más frecuente en razas pequeñas que en las grandes. Podemos observarla en los dientes de nuestro animal como un “cemento” oscuro adherido a los dientes, suele comenzar en las muelas, donde se deposita más frecuentemente, pero podemos encontrarla en cualquier pieza dental.

La prevención, ¿Qué podemos hacer?

Para todos los problemas de salud lo más importante es la prevención y en este caso no iba a ser diferente, ya que una vez depositada la placa no podremos eliminarla fácilmente por nosotros mismos o al menos no de forma rápida. Cómo podemos hacer esa prevención:

  • Cepillado: existen en el mercado cepillos para dientes de perros y gatos y pastas dentales especiales para ellos. Estas pastas pueden contener algún saborizante para que les resulte más agradable el cepillado y más seguras en el caso de ingestión. Según el carácter del animal nos puede resultar más o menos fácil este cepillado pero lo ideal es acostumbrarles poco a poco si son adultos o introducir esta rutina desde que son pequeños para que estén habituados a ese tipo de manipulación.

Cepillado en gatos

  • Barritas o huesos dentales: su funcionamiento es por arrastre mecánico al masticarlas los perros. Sirven como preventivo para evitar que se deposite la placa o como complemento al cepillado, pero una vez existe el sarro es más difícil que puedan eliminarlo por sí solas.
  • Algas: la más empleada en este sentido es el alga Ascophyllum nodosum. Se añade en forma de polvo al alimento de nuestro perro o gato diariamente y, además de mejorar su aliento, su mecanismo de acción consiste en luchar contra las bacterias causantes de la placa bacteriana. Sí que es efectiva también eliminando el sarro ya depositado, siempre que seamos constantes en su administración. Eso sí, no está recomendado su uso en animales que tengan hipertiroidismo.
  • Revisiones veterinarias regulares: además de revisar el resto de su organismo nuestro veterinario revisará el estado de la boca de nuestro perro o gato para descartar posibles problemas y en caso de existir poder poner tratamiento lo antes posible.

Me temo que he llegado tarde y ya veo sarro en sus dientes… ¿Qué puedo hacer?

En el caso de que ya exista una cantidad importante de placa lo único que podemos hacer es acudir a nuestro veterinario para que le realice una limpieza dental por ultrasonidos. Se realiza de la misma manera que la que nos hacen a nosotros en nuestro dentista, pero en el caso de gatos y perros es necesario una anestesia general para poder hacerla.

Limpieza dental en gatos

Además, según el estado de la boca de nuestro animal nuestro veterinario puede tener que prescribirle antibióticos si existe infección.

Una vez removida la placa podemos seguir con cualquiera de los métodos de prevención o combinar varios, para evitar, o retrasar todo lo posible, el depósito de esta placa y la necesidad de hacer otra limpieza dental.

Esperamos haberte ayudado a cuidar un poco más los dientes de tu perro o gato. Si quieres cuidarlos de forma natural te recomendamos que pruebes nuestro complemento natural para perros y gatos SeaGreen, a base del alga Ascophyllum nodosum. Y si tienes cualquier duda sobre SeaGreen o su uso no dudes en contactarnos.

SeaGreen

12,80 

Producto natural para el cuidado del manto, aporte extra de nutrientes y prevención de la aparición de placa dental y mal aliento, de forma natural, en perros y gatos.

100 gr

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.