Consejos para perros y gatos, Cuidado general

Los golpes de calor en perros y gatos

Evitar golpes de calor en perros y gatos

En esta época del año, en la que llega el calor, tenemos que comenzar a tener precaución por cómo éste puede afectar a nuestro perro o gato. Además, con el cambio climático, cada vez las temperaturas son más altas y el peligro es mayor, ya que es un problema que puede llegar a ser mortal o a tener consecuencias permanentes en la salud de nuestros animales.

Los animales más susceptibles a un golpe de calor son:

  • Braquicéfalos: son aquellos perros y gatos con la nariz chata, que tienen más dificultades por ello para respirar y regular la temperatura.
  • Animales de capa negra
  • Obesos
  • Con enfermedades renales, cardíacas o respiratorias
  • Cachorros y de los edad avanzada

¿Cómo podemos prevenir un golpe de calor en nuestro perro o gato?

  • Debemos facilitar siempre agua fresca a libre disposición, a la sombra, y renovarla con asiduidad. También podemos poner cuencos con agua en zonas retiradas y sombreadas si queremos  ayudar a los gatos callejeros.

Facilitar agua a perros y gatos

Podemos añadir cubitos de hielo al agua para que esté más fresca y estimular que beban más.

  • Evitar salir a las horas centrales del día, más calurosas, y mucho menos realizar actividad física en estos momentos. Además, el asfalto estará muy caliente y puede dañar sus almohadillas.
  • Los animales que vivan en el exterior deben de tener una sombra siempre disponible donde resguardarse del calor y del sol.
  • No dejar a nuestro perro o gato en el coche, aunque lo aparquemos a la sombra o sea poco tiempo. El coche es un habitáculo pequeño y poco ventilado donde la temperatura puede ascender mucho en muy poco tiempo.
  • Tener precaución con los transportines si vamos a viajar con nuestro gato, que éstos sean lo suficientemente ventilados y que nos permitan ver si se encuentra bien, consciente, si jadea, etc.
  • No tener a los perros atados con cadena, además de que ya está prohibido por la ley de bienestar animal en cualquier momento  del año, en ciertos momentos del día puede alcanzarles el sol y no les permite retirarse a un lugar más fresco.
  • Podemos servirnos de las alfombras refrescantes que existen en el mercado para proporcionarles frescor.
  • Una idea que encantará a nuestros perros y gatos es aportarles snacks para ellos o su propio alimento húmedo en forma de helado (nunca les daremos helados para humanos, ya que son perjudiciales para ellos). Utilizando caldo de pollo o pescado y con otros ingredientes podemos hacer multitud de recetas, que, además de hidratarles y refrescarles, serán un entretenimiento y disfrute durante un rato. Hay muchas recetas que puedes encontrar en internet y en nuestro Instagram.

¿Cómo actuar en caso de que nuestro perro o gato esté sufriendo un golpe de calor?

Un golpe de calor es una urgencia veterinaria, no sólo por el peligro que conlleva en el momento el ascenso anormalmente alto de su temperatura, sino por las consecuencias que puede conllevar en su organismo a más largo plazo también.

Si identificamos que nuestro perro o gato jadea de forma constante y forzada, saliva, tiene las mucosas (encías, lengua, etc.) oscuras o azuladas, vomita, se tambalea y no quiere moverse debemos llamar rápidamente a nuestr@ veterinari@. Hasta que podamos llegar a la consulta vamos a ayudar a bajar su temperatura corporal con varias acciones:

  • Mojaremos su cabeza, cuello, axilas, ingles y almohadillas con agua que esté a temperatura ambiente. No sumergiremos su cuerpo completamente ni usaremos agua fría. Es importante bajar su temperatura pero este descenso no debe ser brusco.

Mojar la cabeza al perro

  • Lo pondremos en una zona donde circule bien el aire y a la sombra
  • Le ofreceremos agua fresca para beber si está consciente, sin obligarle y poco a poco, impidiendo que beba con mucha ansiedad o demasiada cantidad de golpe.

Una vez lleguemos a consulta se encargarán de estabilizarlo y hacerle las pruebas necesarias para detectar si se ha afectado algún órgano, para poder poner el tratamiento necesario.

En general, para prevenir este problema, sólo debemos usar el sentido común. Lo que no haríamos nosotros o a situaciones a las que no nos expondríamos en altas temperaturas, no debemos tampoco quererlo para nuestros animales. Aunque, tristemente, cada año se repiten casos de este tipo. Esperamos haber aportado más información al respecto y ayudar un poco más a que esto no ocurra. Nos gustará leer vuestras aportaciones en los comentarios.

Back to list

One thought on “Los golpes de calor en perros y gatos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.