Comportamiento, Consejos para gatos

Mi gato sufre estrés, ¿Cómo puedo ayudarlo?

Mi gato sufre estrés, ¿Cómo puedo ayudarlo?

En nuestro anterior artículo te contamos las causas que pueden hacer que nuestros gatos sufran de estrés y los comportamientos que muestran en estos casos. Esta vez  queremos contarte qué puedes hacer para ayudar a tu gato en el caso de que hayas identificado que está teniendo estrés.

Hay que diferenciar si se trata de un estrés puntual, debido a un estímulo concreto y esporádico, como puede ser la visita de un familiar o un viaje, o de si es un estrés crónico y prácticamente diario, como uno debido a la llegada de otro animal al hogar. También tenemos que tener en cuenta la diferencia entre gatos que no salen de casa (indoor) y los que tienen acceso al exterior. Las medidas para reducir el estrés van más enfocadas a los primeros, aunque hay que tenerlas en cuenta en cualquier gato.

¿Qué podemos hacer para disminuir el estrés en nuestro gato?

Zona segura

Los gatos escogen zonas dentro de nuestra casa donde prefieren estar para descansar. En ocasiones  suelen ser espacios apartados de la “zona de acción”, donde hay más tranquilidad, como una habitación, una cueva para gatos, un lugar elevado desde el que poder ver lo que ocurre con cierta distancia o incluso el interior de un armario. Se conocen como zonas seguras y es importante que nuestros gatos tengan acceso a ellas para que puedan gestionar situaciones de estrés que puedan surgir.

Cuidado de los recursos

Un problema en la gestión de los recursos o un cambio en ellos puede ser una fuente de estrés. Los recursos son el alimento, bebida, arenero, juguetes etc. Es importante, si tenemos que hacer un cambio en ellos (como un cambio en el alimento por ejemplo) que tratemos de que sean cambios paulatinos en la medida de lo posible. Hay gatos más adaptables que otros lógicamente, para algunos un cambio en la marca de arena será motivo de estrés y de que empiecen a orinar fuera de ella y otros no van a presentar ningún problema aunque sufran una mudanza. Debemos conocer la sensibilidad de nuestros gatos para tener previsto lo que puede ocurrir.

Enriquecimiento ambiental

Gato mirando por la ventana

 

El enriquecimiento ambiental son las acciones u objetos que van a permitir que un gato pueda estimular sus sentidos y conductas típicas de su especie. Esto es vital en gatos que no salen de casa, gatos indoor, ya que la única estimulación que tendrán es lo que ocurra en nuestra casa o tras la ventana, por ello es importante que tengan acceso a alguna para poder mirar por ella, siempre con seguridad.

Complementos nutricionales

Al igual que hay plantas que nos ayudan a nosotros en momentos en los que necesitamos relajar nuestros nervios, como la Pasiflora, Melisa, etc. estos mismos componentes, y otros, pueden ayudar a nuestros gatos. Se incluyen en los complementos nutricionales naturales para animales y sirven de apoyo para reducir el estrés, actuando en el organismo, sobre las hormonas y neurotransmisores relacionados con el sistema nervioso. Se encuentran en el mercado en diferentes presentaciones, líquidas y sólidas. Son útiles tanto en casos en los que ya existe un estrés, para rebajarlo, como cuando sabemos que va a ocurrir (como en una mudanza), para prevenirlo, administrándolo un tiempo antes de que suceda.

Juego

Gato jugando

Puede formar parte del enriquecimiento ambiental ya que estimula la conducta de caza. Hoy en día hay todo tipo de juguetes para gatos, incluso puzzles. Unos que necesitarán de nosotros, como las cañas, y otros para que jueguen de forma independiente. No obstante, los juguetes que prefieren los gatos son aquellos más parecidos a las presas (pequeños y con materiales más naturales como pelo o plumas) y aquellos que les permiten ser gatos y ocultarse, como las cajas.

Reforzar el vínculo

Aunque los gatos tienen fama de independientes, ariscos etc. no hay nada más lejos de la realidad. Los gatos disfrutan de nuestra compañía y de hecho la buscan aunque no la necesiten tanto como los perros o no de la misma manera. Una buena relación con nuestro gato, con interacciones positivas y respeto de su espacio va a hacer que exista armonía y, en consecuencia, mayor bienestar y menos estrés para todos. Además, está comprobado que cuando nosotros estamos nerviosos o estresados ellos lo notan y también lo acusan, y viceversa, lo cual refuerza aún más la idea de lo importante que es un vínculo sano con nuestros gatos.

Consulta con un profesional

Es recomendable consultar con un profesional del comportamiento felino cuando identificamos que nuestro gato tiene estrés, para que nos ayude a entender lo que ocurre y nos dé pautas para mejorar la situación. Eso sí, es vital que sea un profesional que trabaje en positivo y de forma respetuosa con el animal, de lo contrario sólo estaríamos añadiendo más estrés a nuestro gato y empeorando la situación.

Espero haberte ayudado a la hora de eliminar el estrés en tu gato. Si quieres apoyarle con un complemento nutricional, te invito a que conozcas RelaxGreen, a base de ingredientes naturales de calidad y muy seguro con tu gato.

RelaxGreen solución oral

20,50 

Alimento complementario a base de plantas para favorecer la relajación en perros y gatos y controlar la ansiedad y el estrés.

120 ml

Back to list

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.